miércoles, 3 de agosto de 2011

Uno más entre todos



Buscar entre las ruinas del pasado era su tarea favorita. No esperaba encontrar nada especial, tan solo pretendía escudriñar un poco en aquello que pudo ser y no llegó nunca.
Una de sus tareas diarias la realizaba cuando, teniendo tiempo suficiente, paseaba por las calles sin otro quehacer que fijarse en las caras de los que se cruzaban a su paso, De ellas, decía, se aprende mucho.
Si encontraba alguien mendigando enseguida intentaba recomponer su vida, Imaginaba una niñez parecida a la suya, sin excesos, pero feliz. Se perdía en mil historias distintas sobre el momento y la razones que llevaron a dicha persona a terminar mendigando. Incluso sufría al pensar cuánto dolor acumulaba la mano temblorosa que a él se acercaba. Fue una elección de vida? Quien sabe ...
Descubría cada día mil motivos distintos para estar enojado. El trabajo, los hijos, la pareja, el dinero, los vecinos, el tráfico y un sin fin más de historias que él iba creando a su antojo.
Las caras tristes eran su pesadilla. Qué podía llevar a alguien a arrastrarse por las calles con semejante semblante. Pena no le daban pero, sin embargo, en este caso, además de imaginar los motivos, buscaba un final feliz. Toda tristeza debería tener su final feliz era su lema.
Se reía cuando escuchaba alguna discusión. La mayoría de los casos las encontraba banales. Si se escucharan se reirían por semejantes tonterías.
Y la felicidad? oh la felicidad! La encontraba en niños, mayores, abuelos, parejas de adolescentes descubriéndose.... Era sin duda su mayor hallazgo diario. La felicidad!
Lo primero al llegar a casa después de cada paseo era mirarse al espejo. Como siempre él era uno más regalando, sin querer, sentimientos.
Una vez sentado y relajado, escribía sobre desconocidos ... escribía sobre él.

2 comentarios:

MORGANA dijo...

Una persona sabia,sin duda alguna.
Cuando sea mayor :) quiero ser como esa persona,aunque lo intento a diario.
La hebra de plata tuvo que sacrificar su vida,para encontrar su felicidad interior,si no moriría de pena.
Mi abrazo enorme,Toni.

jackie dijo...

Ahhh!! Que interesante escrito!! No puedo negar que me ha gustado tu modo de proyectarte, Me quedo por aqui para ver que descubro..,Muchas Bendicion y Un placer leerte y seguirte,